LZ 129 Hindenburg, el Titánic Aéreo
3.2 (64.62%) 221 votes

LZ 129 Hindenburg llamado por muchos el Titánic Aéreo, fue el impresionante éxito de la empresa Alemana Zeppelin, quien había demostrado la viabilidad del transporte de pasajeros a largas distancias en dirigibles. El Hindenburg llego a ser el primer avión de pasajeros que suministraba un servicio de transporte regular entre América del Norte y Europa.

Zeppelin-ramp de Hindenburg / Hindenburg zeppelin disaster

Pese a todo esto, lamentablemente la aeronave es muchas más recordada por su desastre de 1937 en la que se incendió por completo en poco menos de 40 segundos, que por sus logros tecnológicos; ya que era en su tiempo la forma más rápida y a su vez cómoda de cruzar el Atlántico.

LZ 129 Hindenburg. Orígenes

El LZ 129 Hindenburg fue uno de los 2 mayores dirigibles que se construyeron, llegando a ser, sin lugar a dudas, una de las aeronaves más grande que jamás se pudo construir. Su nombre se debe al Presidente de Alemania Paul Von Hindenburg.

Su nombre inicialmente era LZ-128, y este habría llegado ser de 761 pies de largo y seria levantado por 5.307.000 pies cúbicos de hidrogeno. Sin embargo, debido al accidente que tuvieron los británicos en octubre de 1930, en el cual su dirigible R-101 se incendió y se cobró la vida de todos los pasajeros y su tripulación, la compañía Zeppelin tomo la decisión de modificar los planes previstos y poner en desarrollo un dirigible capaz de ser levantado por el Helio en vez del hidrógeno.

El Helio por ser más pesado que el hidrógeno, hace que los dirigible deban ser más grandes que un dirigible de hidrógeno, ya que proporciona menos ascenso. Por esa razón el plan de que el LZ-128 tuviera 5.3 millones de pies cúbicos, fueron desechos, esto para así lograr un dirigible mucho más grande (ahora necesitaría 7 millones de pies cúbicos) superando al USS Akron, que luego se le conocería por el nombre de Hindenburg o LZ 129 Hindenburg.

Arbeiders aan het werk in zeppelin-fabriek / Workers of the Zeppelin factory - Hindenburg

Diseño

Un aspecto interesante es el hecho de que la compañía Zeppelin compro posteriormente 5mil kg de duraluminio del naufragio de los británicos R-101, para ser utilizado el metal para la fabricación de algunos de los componentes del Hindenburg.

El Hindenburg poseía una estructura de duraluminio, 16 bolsas (14 de hidrogeno y 2 balones de aire), además de cuatro motores diésel de 1200 cv; todo esto ayudaba a que alcanzara una velocidad máxima de 135 km/h.

La piel interior del dirigible era de algodón que a su vez estaba dopado con una mezcla de diversos materiales reflectantes que estaban destinados a proteger las bolsas de gas, tanto de la radiación ultravioleta como la de infrarrojos.  Las células de gas las hicieron con un nuevo e innovador método, el cual utilizaba capas de gelatinizada de látex en lugar de pieles de batidor de oro, que eran las que anteriormente se utilizaban.

La decoración interior del Hindenburg fue creada por Fritz A. Breuhaus, quien tenía experiencia en diseños tales como buques de guerra de la marina de guerra alemana y transatlánticos.  La cubierta A contenía cuartos de pasajeros, comedores, sala de estar, sala de estribor, además de una gran cantidad de pinturas en las paredes del comedor que mostraban de forma elegante y hermosa los viajes a América del sur, asimismo un mapa gigante que cubría toda una pared de la sala de estar.

El piso inferior B era una muestra de la confianza y experiencia de los alemanes en cuanto a la manipulación de hidrogeno de manera segura; ya que en ese piso se encontraba además de los baños y el comedor de la tripulación, un salón destinado para fumadores.

Cuando el LZ 129 Hindenburg fue completado, media 803,8 pies de largo, 135.1 pies de diámetro, y tenía una capacidad total de gas de 7.062.000 pies cúbicos de hidrogeno.

El Hindenburg y los Nazis

La construcción real del LZ 129 Hindenburg comenzó en otoño de 1931, pero debido a una gran y grave falta de fondos durante la depresión, se tuvo que retrasar el proyecto. Aunque la hipótesis del Partido Nazi tuvo poco efecto en 1933 sobre la suerte de la compañía Zeppelin; en 1934 Goebbels H. Eckener ofreció  2 millones de marcos para la finalización del LZ 129, debido a que Goebbels era consciente del potencial valor simbólico que el LZ 129 Hindenburg podía aportar como tapadera para la fuerza y la tecnología alemana. El LZ 129 Hindenburg se completó con el apoyo financiero que proporciono el gobierno Nazi.

The Future of Travel Hindenburg

Los Primeros Vuelos del LZ 129 Hindenburg

El primer vuelo del LZ 129 Hindenburg tuvo lugar el 04-03-1936, y tuvo una duración de 3 horas y 6 min. Posteriormente, durante las semanas que le siguieron la nave realizo varios vuelos de prueba en todos los sentidos, y el 23 de marzo de 1936, llevo por primera vez a los pasajeros con ella, 80 periodistas, en un vuelo corto desde Friedrichshafen hasta Lowenthal.

En su primer año de uso comercial, el Hindenburg voló 308.323 km, transportando 2798 pasajeros además de 160 toneladas de carga y correo. Además de eso, cruzo 17 veces el océano Atlántico, de las cuales 10 fueron a EE.UU., y las otras 7 restantes fueron a Brasil. Ese mismo año, en julio, rompió un record al cruzar dos veces el océano en 5 días, 19horas y 51 minutos.

Cabe destacar que el régimen Nazi se apropió de la imagen del LZ 129 Hindenburg como una muestra del esplendor del poderío Alemán. Por eso el 1 de agosto de 1936, mientras se inauguraban los juegos Olímpicos de Berlín, el LZ 129 sobrevoló el estadio olímpico algunos minutos antes de que apareciera Adolf Hitler.

Interior del Hindenburg

Su último Vuelo

El 6 de mayo de 1937 el Hindenburg se empieza a acercar a la base de amarre en la Estación Aeronaval de Lakehurst, después de haber tenido que esperar varias horas para que el tiempo mejorara y les permitiera aterrizar.

¡Pocos se imaginaban lo que estaba a punto de suceder!

A las 19:25, mientras el LZ 129 Hindenburg había alargado los amarres y ya se acercaba a la torre, se pudo observar una pequeña chispa de fuego en la popa (debido a que el aire estaba cargado eléctricamente) lo cual ocasiono que de manera repentina se prendiera fuego al dirigible en su totalidad; provocando la muerte de 36 personas. Nadie pudo creer que en menos de 40 segundos ya el imponente dirigible LZ 129 Hindenburg (el titánic aéreo) había desaparecido con su gloria.